El 6 de enero Hay que Investigarlo 

/
5 mins read

Las familias hispanas tenemos historias llenas de adversidad, retos y mucho, mucho trabajo.  Generaciones han sufrido las consecuencias de movimientos armados — políticos o criminales — y todos compartimos un intenso amor por la democracia representativa y las oportunidades que ofrece para quien las sepa valorar.

Sabemos que los años recientes han dado calor a debates políticos que ponen a los latinos en las mirillas de campañas de desprecio y desinformación. Intentan crear situaciones que nos dividen o nos exhortan a votar en contra de nuestros propios intereses ¿Pero quién entre nosotros se iba a imaginar que en nuestro Estados Unidos peligraba lo más importante que nuestro país, con todas sus imperfecciones, nos ofrece desde el 1865: el cambio de poder pacífico? Sin eso, seamos oriundos de Méjico, Cuba, Venezuela, El Salvador o Nicaragua, nos consta que NADA es seguro.

El 6 de enero del 2021, el trágico circo en el Capitolio cambió la historia del país, sobre todo para las familias minoritarias. Sabemos mucho sobre el movimiento anti-inmigrante, racista y xenofóbico que ha abarcado muchos de los sectores políticos, culturales y religiosos, que antes Trump, desataron fuerzas motivadas con la enorme mentira de que la elección presidencial era un fraude y destrozaron no solo el edificio del Congreso sino también la promesa más básica por la cual nuestras familias luchamos llegar aquí. La paz civil es necesaria para la prosperidad. Nos consta las consecuencias que sufren los países controlados por los caudillos de la misma tela, ya sean de derecha o izquierda.

Es hora de enfrascarnos en la lucha por nuestro país. No, no me refiero a tomar armas, sino a participar plenamente, no solo con nuestros millones de votos sino también con voz colectiva en defensa de la democracia. No permita que figuras derechistas se aprovechen de nuestra herencia y engañen a su comunidad con su vocabulario “conservador.” Quien le exige lealtad ciega (“o habrá consecuencias”), como el ex presidente Trump, o Castro, o Chavez o Ortega, etc…, merece intensa sospecha. Tenemos que pensar de manera más compleja, y darnos cuenta de que, no porque estemos de acuerdo en uno u otro aspecto, tenemos que tragar el veneno que ofrezca ningún partido o líder.  

Del Capitolio salieron tantos vivos por quienes eran, el color de su piel, el idioma que hablaban. Ante semejante fechoría, yo blanquita y pelirroja, hubiera salido ilesa, quizás, pero mi esposo, Cubanito à la Ricky Ricardo, no. Necesitamos una investigación plena y pública para identificar quienes conspiraron para tomar la elección forzadamente. El Congreso recién votό sobre establecer Comisión Especial sobre el 6 de enero. El voto resultó 54 a favor con 35 en contra. Sin embargo necesitaba 60 a favor para proceder. Seis Senadores republicanos votaron a favor (Mitt Romney de Utah, Susan Collins of Maine, Bill Cassidy dd Louisiana, Rob Portman de Ohio, Lisa Murkowski de Alaska and Ben Sasse de Nebraska) junto a 48 Senadores demócratas, y nueve Senadores republicanos y dos demócratas (Sinema y Murray) quienes no votaron. La propuesta falló.

¿Quienes se esconden, y por qué? Escriba a sus Congresistas e insista en una investigación plena sobre lo que sucedió el 6 de enero en nuestro Capitolio. Aunque algunos no nos quieran aquí, al igual generaciones previas de inmigrantes, estamos en casa y este es nuestro país. Valoramos sus principios democráticos y la paz. No les dejaremos escapar de nuestras manos como Americanos. Esa historia ya la conocemos. 

Como contactar a los funcionarios del Gobierno federal:

https://www.usa.gov/espanol/funcionarios-elegidos


DemCast is an advocacy-based 501(c)4 nonprofit. We have made the decision to build a media site free of outside influence. There are no ads. We do not get paid for clicks. If you appreciate our content, please consider a small monthly donation.


Vivian is a writer and activist. The daughter and wife of Cuban immigrants, she grew up in San Juan, Puerto Rico. She lives in the beautiful mountains of Reno, Nevada. Vivian is committed to giving voice to humanitarian principles and working to hear them reflected in law and in the larger state and national dialogue. She has lived with multiple sclerosis for 20 years.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Previous Story

Capitol insurrectionists top FBI’s Most Wanted List, while Republicans deny it happened

Next Story

Slow or no internet? Measure and report internet access in your area to the FCC.

Latest from español

%d bloggers like this: