Adiós a la Prudencia

/
3 mins read

Calladita te ves más bonita,” me decía mi abuelita. Pero entonces sin fallo, me miraba de reojo y me guiñaba. Pícara pero prudente, en los años 70 cuando primero se propuso la enmienda de igualdad de derechos (ERA), Esperanza Reyes de Gamba, me presentaba la receta para la resistencia más efectiva en aquel momento. Ella entendía muy bien los límites impuestos por la falta de igualdad para las mujeres y los sistemas grabados en nuestra cultura que los sostenían–el machismo; las religiones que recalcan la “pureza,” obediencia, y generosidad de las mujeres; la falta de oportunidad, credito y capital. Había que pelear por la igualdad, pero de ladito, a lo guerilla. ¡Esperanza misma había creado escándalo y especulación en La Havana de los 40 ‘s cuando se casó, no en un vestido blanco, sino en un número espectacular de color AZUL brillante! 

Pero a través de los años nos hemos abierto paso nosotros mismas, y si todavía estuviera aquí mi Abita, yo ya cincuentona, sé que su mensaje serίa otro: “¡Alante a todo fuete!”  Ya es hora de eliminar las prácticas discriminatorias que explican porque, a pesar de nuestras calificaciones, las mujeres no hemos progresado suficiente en términos de poder nacional, los salarios que merecemos por nuestro esfuerzo y competencia, y las metralleta de leyes  en muchos estados que intentan imponerse sobre nuestros cuerpos.

A estas alturas todavía encuentro mujeres latinas que, sin educarse en los detalles, se oponen al ERA bajo una nube de palabras y principios supuestamente “conservadores” que enredan el tema y pronostican la catástrofe moral y la destrucción de la familia de añadirse esta enmienda a nuestra constitución. Quiero esclarecer la situación.  Aquí el texto exacto; es muy sencillo: 

Seccion #1 La igualdad de derechos ante la ley no será negado o menoscabado por los Estados Unidos, ni por ningún Estado, por motivos de sexo.

Seccion #2 El Congreso tendrá el poder de legislar para  hacer cumplir las provisiones de este artículo.

Seccion #3. Esta enmienda tomará efecto dos años después de su ratificación. 

¿Dónde está el problema? A estas alturas todavía encuentro mujeres latinas que, sin educarse en los detalles, se oponen al ERA pide más para las mujeres que para nadie, pero tampoco menos. Solo igual. Es hora.


DemCast is an advocacy-based 501(c)4 nonprofit. We have made the decision to build a media site free of outside influence. There are no ads. We do not get paid for clicks. If you appreciate our content, please consider a small monthly donation.


Vivian is a writer and activist. The daughter and wife of Cuban immigrants, she grew up in San Juan, Puerto Rico. She lives in the beautiful mountains of Reno, Nevada. Vivian is committed to giving voice to humanitarian principles and working to hear them reflected in law and in the larger state and national dialogue. She has lived with multiple sclerosis for 20 years.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Previous Story

Give Smart: You Really Came Through!

Next Story

Arizona Legislature Actions - March 8, 2021

Latest from español

%d bloggers like this: